Juegos para aprender el abecedario

Juegos para aprender el abecedario
5 (100%) 1 voto

La primera etapa del proceso de aprender a leer consiste en conseguir que el niño reconozca y se familiarice con las letras del abecedario. Dada la edad del niño o niña que se encuentra en esta etapa, la mejor aproximación para afrontar esta actividad es el juego, enfocar la enseñanza del alfabeto desde un enfoque meramente lúdico. En este post revisaremos algunos juegos para aprender el abecedario que podéis poner en práctica con vuestros pequeños. Suelo utilizarlos en clase y recomendarlos a aquellos padres que me preguntan y todos ellos funcionan muy bien. Como complemento a este post, podéis consultar también mi artículo sobre en qué orden deben aprenderse las letras.

Juegos para aprender el abecedario: Cubos de letras

Sin lugar a dudas, a la hora de comenzar a enseñar las letras al niño mi recurso de apoyo preferido son los clásicos cubos de letras, un juguete no por clásico menos eficaz a la hora de que el niño o la niña en edad preescolar comience a familiarizarse con las letras.

Dedicad unos minutos cada día a jugar con el niño y los cubos, alternando el juego de construcciones con la enseñanza de las letras, introduciendo paulatinamente, aunque sin prisas, nuevas letras. Procurad no trabajar simultáneamente con más de cuatro o cinco letras e incitad al niño a que reconozca las letras con las que ya hayáis trabajado/jugado en días precedentes a título recordatorio.

A la hora de elegir un juego de cubos u otro, procurad escoged un modelo cuyas piezas tengan un tamaño lo suficientemente grande como para que no suponga un riesgo si el niño trata de metérselo en la boca y que juegue con diferentes colores que estimulen la atención del niño. Aunque sobre gustos no hay nada escrito, suelo recomendar este modelo de la casa Janod que podéis encontrar en Amazon por ejemplo.

Aprender el alfabeto - Cubos

Juegos para aprender el abecedario: Puzzles

Otra opción excelente para que el niño dé sus primeras palabras con el alfabeto son los puzzles. Existen múltiples alternativas de puzzles especialmente diseñados para aprender el abecedario. Es importante que el puzzle que escojáis combine letras e ilustraciones a color que os permitan ayudar al niño a establecer asociaciones entre letras e imágenes (“la A de abeja“, etc.) Procurad igualmente que permita trabajar tanto con letras mayúsculas como con letras minúsculas.

Una opción muy recomendable, por ejemplo, es el siguiente modelo de Educa, que podéis encontrar también en Amazon:

Aprender el abecedario - Puzzles

Existen variantes en el mercado basados en personajes infantiles que pueden hacer el juego todavía más atractivo para el niño o la niña. Su estructura y formato es esencialmente el mismo a otras propuestas, por lo que si vuestro pequeño es fan de alguno de estos personajes no dudéis en optar por uno de estos modelos.

El puzzle de Peppa Pig para aprender el abecedario, por ejemplo, suele ser un éxito asegurado.

Aprender el alfabeto - Puzzles

Para los más pequeños (típicamente, niños o niñas en torno a los 3 años), con la psicomotricidad fina todavía en pleno desarrollo, resultan muy recomendables los puzzles de clavija, en los que hay que encajar las letras sobre una base.

El modelo de Melissa & Doug es mi preferido (me encanta el detalle de las ilustraciones en los huecos en los que hay que encajar las letras y observad también que incluye la letra Ñ, algo que lamentablemente no siempre ocurre en este tipo de juegos).

Aprender el abecedario - Puzzles de clavija

Juegos para aprender el abecedario: Libros ilustrados

No podía faltar en un artículo como este una mención a los libros ilustrados, otra opción igualmente recomendable para que el niño comience a aprender el abecedario.

Desde esta perspectiva, no hace mucho descubrí “Mi primer ABCdario“, un álbum ilustrado dirigido específicamente a enseñar el alfabeto de forma divertida. El estilo del libro es muy atractivo, combinando ilustraciones con pequeños textos que facilitan la asociación de la grafía de la letra a imágenes y conceptos reconocibles por el niño.

Aprender el abecedario - Libro ilustrado

Aprender el abecedario coloreando

Combinar el aprendizaje del alfabeto con actividades cotidianas del niño como el colorear resulta muy interesante: el niño percibirá el empezar a manejar las letras como una extensión de una actividad que ya le resulta familiar.

Es muy fácil encontrar en diversos portales web fichas para colorear letras de múltiples formatos y niveles de dificultad, utilizad las que más os gusten.Aprender a leer coloreando 1

Juegos para aprender el abecedario: El detective de letras

Una última actividad que suelo recomendar es la del detective de letras: permite complementar el progreso del niño en actividades como las ya descritas anteriormente de una manera fácil y divertida.

El juego es muy simple: nuestro pequeño detective debe encontrar la letra que le indiquemos en un texto sencillo que le proporcionemos (“a ver si encuentras la letra A en esta frase“). Si el niño no recuerda en algún momento cuál es la letra que le hemos pedido, tratad ayudarle a que haga memoria mediante algún juego de asociación que hayáis utilizado anteriormente (“¿recuerdas que la letra A era la letra de las abejas?“).

El detective de letras es un juego muy sencillo pero que funciona muy bien para revisar y refrescar lo aprendido previamente. Tratad de intercalarlo cada tres o cuatro días para asentar lo ya visto.

¡Es todo por hoy, como siempre, confío en que estos recursos os sean de ayuda para guiar a vuestros pequeños en sus primeros pasos hacia la lectura!

Antes de terminar, quería pedirte un gran favor: ayúdame a compartir esta página en tus redes sociales para que llegue a más gente a la que juntos podamos ayudar a incentivar y fomentar la lectura entre los más pequeños. Sólo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchísimas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.