-->

Impacto del coronavirus sobre el rendimiento escolar

Afortunadamente progresa la aplicación de las vacunas y, con ello, nos aproximamos a escenarios más benignos. Paulatinamente vislumbramos que la vuelta a la normalidad, a la cotidianidad de no hace tanto tiempo, no está tan lejana.

Hemos perdido gente querida por el camino. Nada volverá a ser como antes.

Pero el mundo no se detiene, especialmente para los más pequeños de la casa, que tienen todavía un futuro esplendoroso por delante y que, con suerte, dentro de unos años apenas recordarán esta época tan triste. Y, cuando lo hagan, será desde el prisma del que recuerda un mal sueño ya lejano.

Por supuesto que ellos también lo han pasado mal. A estas edades son esponjas, para bien y para mal. Absorben todo lo que les rodea, incluyendo el estrés emocional la inseguridad, la incertidumbre y el sufrimiento que los adultos hemos vivido estos largos meses.

Leer más

error: Content is protected !!