Pequeños trucos para enseñar a leer a tu hijo

Enseñar a leer a un niño no es tarea fácil. Más allá de conocimiento requiere paciencia y dedicación. Sabiendo que toda ayuda es poca para facilitar la labor, os dejo algunos pequeños trucos para enseñar a leer a un niño. Confío en que os serán de utilidad, ¡probadlos!

Trucos para enseñar a leer a un niño: #1 Empieza con lo familiar

Comienza enseñando al niño a leer solamente palabras que ya conoce y forman parte del vocabulario que usa en su vida cotidiana. Con ello se pretende que el niño cuente con un referente práctico, esto es, algo que ya conoce y utiliza pero que ahora podrá aprender a reconocerlo mediante la lectura. Avanzará mucho más rápido que si empiezas por palabras que no conoce o que no utiliza con asiduidad.

Trucos para enseñar a leer a un niño: #2 Utiliza sus personajes favoritos

A los niños les encanta ver las películas una y otra vez. Aprovecha esto: compra libros de sus películas o series de dibujos animados favoritas. Procura eso sí que sean apropiados para su edad. Para los más pequeños suele haber versiones con la historia resumida, incluso con pegatinas o dibujos que se mezclan con las frases, que son perfectos para que les expliquemos el cuento y para que vayan viendo las letras y las palabras que cuentan la historia que tanto les ha gustado en el cine y que tanto les sigue gustando en papel.

Trucos para enseñar a leer a un niño: #3 Deja que avance a su ritmo

Cada niño es un mundo. Aprende a respetar su propio ritmo de aprendizaje, sobre todo al principio. Dale tiempo, el que necesite, no le apresures. Permítele que interiorice bien la palabra antes de intentar pronunciarla, de esta manera estará asentando el proceso de aprendizaje. Como dice el refrán, las prisas nunca son buenas consejeras.

Trucos para enseñar a leer a un niño: #4 Lee en voz alta para él/ella

Leer libros en voz alta al niño es una de las mejores formas en las que puedes ayudar a que aprenda a leer. Mientras más entusiasmo demuestres al leer un libro, más lo disfrutará su hijo y más curiosidad mostrará por llegar a ser capaz de leer por sí solo. Utiliza voces divertidas y sonidos de animales. ¡No tengas miedo de sobreactuar! Ello ayudará a que el niño se sumerja plenamente en la historia.

Trucos para enseñar a leer a un niño: #5 ¡Y que él/ella lea para ti!

Una vez que tu hijo comience a leer, anímale a que lea en voz alta para ti. Cuando lo haga, valora y reconoce positivamente su esfuerzo. Ello ayudará a que tu hijo tenga más confianza en su capacidad de lectura y a que disfrute más con el aprendizaje.

Y como decía la canción, ante todo mucha calma. Ten paciencia. No le fuerces, si notas que empieza a cansarse o a frustrase porque tiene dificultad en avanzar dejadlo para otro día. ¡Poco a poco verás grandes progresos!

Trucos para enseñar a leer a tu hijo
Trucos para enseñar a leer a tu hijo

Si te ha parecido interesante, compártelo!

Cómo enseñar a leer a un niño: 6 hábitos esenciales

Hola de nuevo, en el artículo de hoy quiero presentaros varios aspectos sobre cómo enseñar a leer a un niño. Siguiendo las pautas que veremos facilitaremos el despertar en el niño su interés por aprender a leer. Como en todo, la actitud y ejemplo de los padres es un elemento esencial si queremos favorecer el aprendizaje de la lectura. Convertir sus primeros pasos con la lectura en una actividad divertida y acorde con la edad y personalidad del niño favoreceremos enormemente su progreso. Veamos algunos comportamientos del padre y de la madre que contribuirán positivamente en este sentido:

1. Cómo enseñar a leer a un niño: Haz de la lectura algo habitual en su vida

Construye un entorno en el que el niño conviva con la lectura y la escritura desde pequeños. Es importante que el niño/a perciba que estas actividades forman parte de manera natural de la vida diaria de la familia; para ello es importante que vea a sus padres leer y escribir, que vean que hay libros y cuentos en casa. Y no menos importante es que poco a poco vayamos introduciéndole en la dinámica lectora: que les hagamos fijarse en los carteles de la calle y les expliquemos lo que pone en los mismos, que vean su nombre escrito, etc.

2. Cómo enseñar a leer a un niño: Léele desde pequeño

Lee en voz alta a los pequeños desde bebé. Leyendo en voz alta contribuirás al desarrollo del lenguaje y del pensamiento del niño/a y favorecerás su futuro aprendizaje de la lectura. Además conseguimos que vean la actividad como algo cotidiano, y contribuimos a establecer vínculos ya que es una actividad que compartimos con ellos.

3. Cómo enseñar a leer a un niño: Convierte la lectura en un juego compartido

Lee junto con el niño/a. Cuando el niño/a está aprendiendo a leer, es esencial que no lo perciba como algo extremadamente difícil o como una actividad aburrida y obligada. Para ello debemos convertir esos primeros pasos en una actividad conjunta, interesante y divertida. Comparte con él sus primeras lecturas y ayúdale a superar las dificultades que vaya afrontando. El niño/a se verá acompañado en el proceso de aprendizaje y se sentirá respaldado y motivado.

4. Cómo enseñar a leer a un niño: Déjale experimentar

El aprendizaje se basa en la experimentación. Ánima al niño/a a que experimente libremente, a que intente leer aquello que encuentre en su camino: etiquetas del paquete de cereales, el cartel de la calle, etc. Todo lo que podamos emplear es bueno y ayudará a que el niño/a vea la lectura como algo  presente en todo lo que le rodea. Cuando lo haga, deja que lo haga a su ritmo y a su manera. Que no sienta presión ni que debe ajustarse a un método reglado. Que juegue con la posibilidad de leer todo lo que le rodea: el niño/a entenderá la utilidad y las múltiples posibilidades de la lectura y del mismo modo se despertará su interés y curiosidad por conocer los secretos que esconden las letras.

5. Cómo enseñar a leer a un niño: Adáptate a su ritmo

Todo proceso de enseñanza debe adaptarse al alumno y el aprendizaje de la lectura no es una excepción: debes tener en cuenta la edad y el nivel de desarrollo del niño/a. El aprendizaje es un procesos personal y cada niño lo irá desarrollando a su propio ritmo. Es importante tener en cuenta este aspecto, evitar precipitarnos e progresando en el aprendizaje conforme el niño vaya mostrando más curiosidad e interés por aprender.

6. Cómo enseñar a leer a un niño: Premia, no castigues

Un aspecto en el que muchos padres y tutores fallan: debes afrontar el proceso de enseñanza valorando y reconociendo más los aciertos que los errores. No prestes demasiada atención a los fallos que cometa el niño/a, siempre que aprendemos es habitual equivocarnos. Debemos apreciar positivamente los progresos que el niño vaya consiguiendo y restar importancia a aquello en lo que se equivoca. Cuando tengas que corregirle, hazlo de manera indirecta: “¿seguro que es así?” en lugar de modo directo “eso está mal“.

¡Espero que estos consejos os sean de utilidad! Puedes complmentar este artículo con este otro en el que presentamos algunos trucos para enseñar a leer al niño 🙂

Cómo enseñar a leer a un niño
Cómo enseñar a leer a un niño: Hábitos recomendables

 

Si te ha parecido interesante, compártelo!