¿En qué orden deben aprenderse las letras?

En qué orden deben aprenderse las letras

Conocer las letras es obviamente un paso previo necesario antes de que el niño comience a aprender a leer.  El orden en el que éstas se aprenden es particularmente relevante, ya que puede dictaminar en gran medida el grado de avance del niño.  Entonces, ¿en qué orden deben aprenderse las letras?

En qué orden deben aprenderse las letras: Paso 1

El primer paso es conocer las vocales. Habitualmente se sigue el orden alfabético (a-e-i-o-u) aunque cada vez con más frecuencia se sigue un orden en el aprendizaje comenzando por las vocales que exigen un menor esfuerzo fonético ya que su mecanismo de articulación es más fácil de lograr y no juntar vocales que se confunden por la forma; según estas pautas el orden recomendado sería:
a–i–o–e–u.

En qué orden deben aprenderse las letras: Paso 2

Una vez dominadas las vocales, el niño empezará a aprender las consonantes, seleccionando primero aquellas que no ofrecen dificultad ni variantes: l, m, s, p, d, n, f, t.

En qué orden deben aprenderse las letras: Paso 3

Seguidamente, se introducirán las consonantes con variantes: r-rr, b, v, g, j, c, q, z, y, ll.

En qué orden deben aprenderse las letras: Paso 4

Finalmente, se llegará a las consonantes menos frecuentes: h, ch, k, ñ, x, w.

Material de apoyo recomendado y próximos pasos

En relación al material de apoyo que podemos utilizar para enseñar al niño o niña a identificar las letras la oferta es prácticamente ilimitada: libros y material gráfico, pizarras magnéticas, aplicaciones digitales, etc. En estos primeros pasos mi recomendación es combinarlos todos ellos de modo que el niño se habitúe a ver letras en diferentes medios y no asociar sus juegos con las letras únicamente a uno de ellos; un error bastante frecuente estos días es el de utilizar en exclusiva la tablet, obviando alternativas más tradicionales. Si bien la tablet o el móvil es un entorno por lo general atractivo para el niño, limitarnos a este medio puede dificultar un tanto el posterior salto a la escritura. Complementar los medios digitales con libros o juegos físicos contribuirá a que el niño progrese más ágilmente en todos los ámbitos.

El reconocimiento de las letras es la primera etapa del proceso de aprendizaje de la lectura y por lo tanto es importante entender qué pasos deben seguir y cómo darlos. Mi recomendación es la de paralelizar un tanto el aprendizaje de las letras con la introducción de las sílabas: esto es, una vez que el niño conoce ya las vocales y las primeras consonantes empezar a trabajar con las sílabas y sus primeras palabras sin esperar necesariamente a que conozca todo el abecedario (comenzando por las sílabas directas; puedes saber más sobre los distintos tipos de sílabas existentes en mi entrada sobre tipos de sílabas).

Igual que antes os decía que para aprender las letras prácticamente cualquier material de apoyo es igualmente válido, en esta etapa de introducción de las sílabas y de sus primeras palabras sí que es importante contar con  recursos de ayuda específicos, especialmente diseñados por expertos para obtener los mejores resultados. Podéis encontrar mis recomendaciones al respecto en mi entrada sobre las mejores cartillas de lectura . No dejéis de consultarla ya que encontraréis en ella indicaciones valiosas sobre qué material será el más adecuado para ayudaros a que vuestro hijo o hija aprenda a leer de la manera más eficaz a la par que divertida.

En qué orden deben aprenderse las letras

En qué orden deben aprenderse las letras

Antes de terminar, quería pedirte un gran favor: ayúdame a compartir esta página en tus redes sociales para que llegue a más gente a la que juntos podamos ayudar a incentivar y fomentar la lectura entre los más pequeños. Sólo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchísimas gracias!

Aprender a leer: Tarjeta de ejercicios para sílabas que comienzan por la letra «T»

Aprender sílabas que empiezan por T

Tarjeta de ejercicios para ayudar al niño/a a aprender las sílabas directas que comienzan con la letra «T». ¡Probadla!

Aprender sílabas que empiezan por T
Ejercicios para aprender a leer: sílabas que comienzan por la letra ‘T’

 

Antes de terminar, quería pedirte un gran favor: ayúdame a compartir esta página en tus redes sociales para que llegue a más gente a la que juntos podamos ayudar a incentivar y fomentar la lectura entre los más pequeños. Sólo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchísimas gracias!

Tarjeta resumen – Aprendemos el abecedario y las sílabas directas

Abecedario y sílabas directas

Abecedario completo y relación completa de sílabas directas, ¡todo en uno! Una práctica tarjeta resumen que podéis utilizar con vuestros enanos. ¡Espero que os resulte de utilidad!

 

Abecedario y sílabas directas
Abecedario y sílabas directas

 

Antes de terminar, quería pedirte un gran favor: ayúdame a compartir esta página en tus redes sociales para que llegue a más gente a la que juntos podamos ayudar a incentivar y fomentar la lectura entre los más pequeños. Sólo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchísimas gracias!

Cuándo está el niño preparado para empezar a leer

aprender a leer

En la entrada anterior ¿Cuál es la mejor edad para aprender a leer? indicábamos que habitualmente la edad idónea para comenzar el aprendizaje de la lectura está entre los 5 y los 6 años, pero decíamos también que para que el proceso de aprendizaje sea óptimo el niño debe haber alcanzado previamente un cierto nivel de madurez.

¿Cuándo podemos saber que el niño está adecuadamente preparado para comenzar a aprender a leer? Una primera dificultad para responder a esta pregunta es que no existe un perfil preciso que garantice que un niño está totalmente preparado o en disposición para aprender a leer (y escribir). Debemos tener en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de maduración y desarrollo, así como también, algunos aspectos de su desarrollo evolucionan más rápido que otros, por lo que no podemos asegurar que todos los niños estén al mismo tiempo en condiciones de enfrentar con éxito el aprendizaje de la lectura y la escritura.

Por otro lado, la realidad de la población escolar es que no todos los niños que ingresan a primer grado de infantil han recibido una estimulación previa homogénea. Por ello, es necesario que al inicio del año escolar el profesor destine un tiempo para realizar un diagnóstico sencillo de los niveles de madurez alcanzados por niñas y niños, para ajustar adecuadamente el ritmo de enseñanza.

Si bien existen algunos cuestionarios o tests que evalúan los niveles de maduración o disposición de los niños, lo más frecuente, en la práctica cotidiana, es que los maestros empleen procedimientos basados en sus propias observaciones y experiencia, tratando de identificar que el niño haya alcanzado simultáneamente niveles mínimos de madurez en los siguientes cinco comportamientos:

  1. Orientación espacial y temporal.
  2. Percepción táctil, visual y auditiva.
  3. Memoria.
  4. Expresividad (lenguaje).
  5. Comprensión.

Como también señalábamos en la anterior entrada, es preferible esperar a que el niño alcance esos niveles de madurez en dichos apartados antes de comenzar con el aprendizaje de la lectura. De lo contrario corremos el riesgo de que al precipitarnos y tratar de empezar a leer antes de que el niño esté preparado para ello, podemos perjudicar tanto el aprendizaje en sí como dañar la confianza del niño, al embarcarle en una actividad que le supondrá un esfuerzo y una dificultad para las que todavía no está preparado.

En países tan avanzados en materia educativa como Finlandia, Holanda o Alemania los niños no empiezan a aprender a leer en la escuela hasta los 6 o 7 años; los responsables educativos de estos países consideran que hasta estas edades los niños no están preparados para leer y no desean que una presión temprana los conduzca a rechazar la lectura. Es cierto que algunos de estos países antes de alcanzar estas edades se imparten clases de prefectura en cursos anteriores para familiarizar al niño con las letras a través del juego.

Mi opinión es que no es negativo empezar a enseñar a leer de manera temprana al niño siempre y cuando se haga de modo lúdico, jugando y sin ejercer ningún tipo de presión ni querer forzar el proceso de aprendizaje. Comenzar aprendiendo las letras mediante canciones y juegos puede ser un primer paso que además podéis complementar con los hábitos para enseñar a leer que comentamos en un artículo anterior.

 

Cuándo está el niño preparado para aprender a leer
¿Cuándo está el niño preparado para aprender a leer?

Antes de terminar, quería pedirte un gran favor: ayúdame a compartir esta página en tus redes sociales para que llegue a más gente a la que juntos podamos ayudar a incentivar y fomentar la lectura entre los más pequeños. Sólo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Muchísimas gracias!