Consejos sobre cómo enseñar a leer a un niño

Hola de nuevo, en el artículo de hoy quiero presentaros varios aspectos sobre cómo enseñar a leer y en particular sobre cómo enseñar a leer a un niño. Siguiendo las pautas que veremos facilitaremos el despertar en el niño su interés por aprender a leer. Como en todo, la actitud y ejemplo de los padres es un elemento esencial si queremos favorecer el aprendizaje de la lectura. Convertir sus primeros pasos con la lectura en una actividad divertida y acorde con la edad y personalidad del niño favoreceremos enormemente su progreso. Veamos algunos comportamientos del padre y de la madre que contribuirán positivamente durante el proceso:

1. Cómo enseñar a leer a un niño: Haz de la lectura algo habitual en su vida

Construye un entorno en el que el niño conviva con la lectura y la escritura desde pequeños. Es importante que el niño/a perciba que estas actividades forman parte de manera natural de la vida diaria de la familia; para ello es importante que vea a sus padres leer y escribir, que vean que hay libros y cuentos en casa. Y no menos importante es que poco a poco vayamos introduciéndole en la dinámica lectora: que les hagamos fijarse en los carteles de la calle y les expliquemos lo que pone en los mismos, que vean su nombre escrito, etc.

2. Cómo enseñar a leer a un niño: Léele desde pequeño

Lee en voz alta a los pequeños desde bebé. Leyendo en voz alta contribuirás al desarrollo del lenguaje y del pensamiento del niño/a y favorecerás su futuro aprendizaje de la lectura. Además conseguimos que vean la actividad como algo cotidiano, y contribuimos a establecer vínculos ya que es una actividad que compartimos con ellos.

3. Cómo enseñar a leer a un niño: Convierte la lectura en un juego compartido

Lee junto con el niño/a. Cuando el niño/a está aprendiendo a leer, es esencial que no lo perciba como algo extremadamente difícil o como una actividad aburrida y obligada. Para ello debemos convertir esos primeros pasos en una actividad conjunta, interesante y divertida. Comparte con él sus primeras lecturas y ayúdale a superar las dificultades que vaya afrontando. El niño/a se verá acompañado en el proceso de aprendizaje y se sentirá respaldado y motivado.
Material de ayuda como el que describo en mi artículo sobre los mejores libros para aprender a leer serán extremadamente valiosos en estos primeros pasos (en el artículo encontraréis mis recomendaciones tras años de experiencia como docente infantil en torno a qué libros y material de apoyo pueden ser los más adecuados para agilizar y hacer más eficaz y divertido el proceso de aprendizaje de la lectura).

4. Cómo enseñar a leer a un niño: Déjale experimentar

El aprendizaje se basa en la experimentación. Ánima al niño/a a que experimente libremente, a que intente leer aquello que encuentre en su camino: etiquetas del paquete de cereales, el cartel de la calle, etc. Todo lo que podamos emplear es bueno y ayudará a que el niño/a vea la lectura como algo  presente en todo lo que le rodea. Cuando lo haga, deja que lo haga a su ritmo y a su manera. Que no sienta presión ni que debe ajustarse a un método reglado. Que juegue con la posibilidad de leer todo lo que le rodea: el niño/a entenderá la utilidad y las múltiples posibilidades de la lectura y del mismo modo se despertará su interés y curiosidad por conocer los secretos que esconden las letras.

5. Cómo enseñar a leer a un niño: Adáptate a su ritmo

Todo proceso de enseñanza debe adaptarse al alumno y el aprendizaje de la lectura no es una excepción: debes tener en cuenta la edad y el nivel de desarrollo del niño/a. El aprendizaje es un procesos personal y cada niño lo irá desarrollando a su propio ritmo. Es importante tener en cuenta este aspecto, evitar precipitarnos e progresando en el aprendizaje conforme el niño vaya mostrando más curiosidad e interés por aprender.

6. Cómo enseñar a leer a un niño: Premia, no castigues

Un aspecto en el que muchos padres y tutores fallan: debes afrontar el proceso de enseñanza valorando y reconociendo más los aciertos que los errores. No prestes demasiada atención a los fallos que cometa el niño/a, siempre que aprendemos es habitual equivocarnos. Debemos apreciar positivamente los progresos que el niño vaya consiguiendo y restar importancia a aquello en lo que se equivoca. Cuando tengas que corregirle, hazlo de manera indirecta: “¿seguro que es así?” en lugar de modo directo “eso está mal“.

¡Espero que estos consejos os sean de utilidad! Puedes complmentar este artículo con este otro en el que presentamos algunos trucos para enseñar a leer al niño 🙂

Cómo enseñar a leer a un niño
Cómo enseñar a leer a un niño: Hábitos recomendables

 

¿Es bueno utilizar la tablet para enseñar a leer a los niños?

En mis conversaciones con padres de alumnos es recurrente una cuestión: la conveniencia ó no de utilizar tablets como soporte durante el proceso de aprendizaje de la lectura. No son pocos los padres que recurren a diversas aplicaciones para tratar de acelerar el aprendizaje de sus hijos o solventar con ellas las dificultades que los niños puedan estar atravesando. La pregunta, por tanto, es obligada: ¿es recomendable utilizar la tablet para ayudar a nuestros hijos a aprender a leer?

Tablets y aprender a leer

Continuar leyendo “¿Es bueno utilizar la tablet para enseñar a leer a los niños?”

Neurociencia, neuroeducación y neurodidáctica: Introducción

La neurociencia es un campo unificado del conocimiento que agrupa el conjunto de disciplinas científicas que persiguen comprender la estructura y funcionamiento y del cerebro y las bases biológicas de la conducta humana. Debido a la complejidad del órgano cerebral, tanto desde el punto de vista eminentemente anatómico como desde la perspectiva de los procesos cognitivos y de las funciones, capacidades y habilidades que desarrolla, la neurociencia es un campo científico muy amplio y variado que abarca dominios como la neuroanatomía, la neurofisiología, la neurofarmacología o la neuroquímica, entre otras muchas. Es, sin duda, un campo de trabajo apasionante que sin duda nos brindará sorprendentes novedades a lo largo de los años.

Neurociencia y Aprender a leer

Hoy en día, nuestro cerebro continúa siendo en muchos aspectos un gran desconocido, pero durante los últimos años hemos conseguido progresos muy significativos en su entendimiento. Los avances alcanzados desde la neurociencia nos han permitido comprender mejor cómo funciona el cerebro y ver el importante papel que elementos como la curiosidad y la emoción tienen en la adquisición de nuevos conocimientos.

Es por ello que una de las ramas de la neurociencia que encuentro más interesantes es la aplicación del entendimiento que vamos adquiriendo sobre el funcionamiento del cerebro para la optimización de los procesos de aprendizaje, ámbito conocido como neuroeducación o neurodidáctica. Esencialmente, la neurodidáctica estudia como aprende el cerebro e integra los conocimientos de neurociencia, educación y psicología con el fin de enseñar y aprender mejor. La neuroeducación, por lo tanto, pretende trasladar la información de cómo funciona el cerebro a la mejora de los procesos de aprendizaje.

Los avances en la neuroeducación deberán permitirnos construir una nueva visión de la enseñanza que se sustente en estrategias y tecnologías educativas desarrolladas a partir de un mayor conocimiento sobre el funcionamiento del cerebro.

Desde este prisma, si profesores y responsables educativos adaptan los modelos, técnicas y estilos de educación existentes a partir de un mayor entendimiento acerca de cómo es el cerebro, cómo aprende y cómo almacena y procesa información, seremos capaces de optimizar el proceso de aprendizaje del alumno. El profesor jugará en esta transformación un rol protagonista ya que lo que la neuroeducación ha demostrado ya es que las reacciones y emociones que genere en sus alumnos a partir de su actitud influirán enormemente en el proceso de aprendizaje.

En particular, y ciñéndonos más a nuestro área de interés, el aprendizaje de la lectura es una de las áreas de investigación en neurociencia que ha suministrado más información novedosa con implicaciones pedagógicas durante los últimos años. Por ejemplo, una de las líneas de trabajo abiertas y más activas desde la neuroeducación ha sido la de tratar de establecer la edad óptima a la que se debe aprender a leer. La investigación nos ha permitido establecer que los circuitos neuronales que codifican para transformar de grafema a fonema, es decir, lo que nos permiten “traducir” lo que se lee a lo que se dice, no terminan de crear las conexiones sinápticas necesarias hasta los seis años. Es decir, si los circuitos que te van a permitir aprender a leer no están totalmente creados hasta esa edad, antes de los seis años se podrá enseñar con persistencia y sacrificio, pero no de forma natural. Si se empieza a los seis, en poquísimo tiempo se aprenderá, mientras que si se hace a los cuatro requerirá de un mayor esfuerzo.

En próximos artículos profundizaremos en cómo podemos aplicar los recientes avances en la neuroeducación para facilitar que los más pequeños aprendan con mayor facilidad. A lo largo de la serie compartiré una serie de recetas simples y fácilmente aplicables por todos vosotros a partir de los descubrimientos más relevantes en este fascinante mundo de la neuroeducación y la neurodidáctica.

Ejercicios para aprender a leer: Primeras palabras V-Z

Hoy terminamos con la serie de ejercicios que hemos ido presentando para ayudar a vuestros niños con sus primeras palabras y con los que hemos recorrido todo el abecedario.

A estas alturas debéis conocer bien el planteamiento del ejercicio: tenéis que imprimir las fichas adjuntas, leer junto con el niño las palabras y pedirle que coloree los dibujos que las ilustran. De este modo tan sencillo facilitaremos que el niño establezca y asimile la asociación entre la palabra y el concepto que representa. Dibujar y colorear es una actividad a la que el niño está habituado, lo que hará más fácil el desarrollo de la tarea.

En esta última entrega trabajaremos con palabras que comienzan con las letras V, W, X, Y y Z.

Por si os habéis perdido alguna entrega anterior, os dejo aquí los enlaces a todas ellas:

Ejercicios para aprender a leer: Primeras palabras A-D

Ejercicios para aprender a leer: Primeras palabras E-I

Ejercicios para aprender a leer: Primeras palabras J-M

Ejercicios para aprender a leer: Primeras palabras N-Q

Ejercicios para aprender a leer: Primeras palabras R-U

 

Continuar leyendo “Ejercicios para aprender a leer: Primeras palabras V-Z”